árbol de navidad con guirnalda de pompones

¿Todavía sin árbol de Navidad? ¿Por qué no lo haces tú mismo?

 Puede que no te guste o que no tengas el espacio suficiente para poner un árbol de Navidad en tu casa. Existen otras opciones que ocupan menos  y son mucho más decorativos. Puedes hacerlo con troncos, dibujarlo en la pared o… con una cuerda con bolas.

¿Te atreves a cambiar tu árbol tradicional por uno mucho más original?

¿Qué necesito?
¿Cómo lo hago?

1. Pinta las bolas. Pinta las bolas con colores alegres o con colores navideños como el rojo, el dorado, plateado… Deja que se sequen. Puedes usar pintura en spray para que sea más rápido. Para pintarlas puedes clavarlas en un palillo.

2. Coloca el hilo. Corta el hilo del tamaño total del que quieras el árbol. Enhebra la aguja con el hilo. La aguja tiene que ser lo suficientemente larga como para atravesar la bola de lado a lado y el hilo un poco más grueso de lo normal para que no se nos rompa. Atraviesa las bolas una a una y colócalas todas a la misma distancia. Al principio y al final del hilo, haz un nudo para que las bolas, en caso de que se muevan, no se caigan.

3. Colócalo en la pared. Finalmente, con ayuda de cinta adhesiva o pequeños clavos, ve dándole forma de árbol y fijándolo a la pared.

Idea 1: puedes cambiar las bolas de poliespán por pequeños pompones. Para ello necesitas lana y un poco de paciencia. ¿Quieres saber cómo hacer pequeños pompones? Pincha aquí.

Idea 2: puedes dibujar un árbol en la pared con una tiza de color o con cinta adhesiva y colocar la guirnalda que acabamos de hacer como adorno.

árbol guirnalda con pompones

Imágenes: Pinterest

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies