Espejo con puertaEn otros post ya hemos visto diferentes posibilidades a la hora de reciclar una puerta: convertirla en una mesa, fabricar un biombo, hacer un cabecero para la cama… En el post de hoy, reutilizamos una vieja puerta para convertirla en un original y decorativo espejo.

¿QUÉ NECESITO?
  • Una puerta antigua
  • Espejo a medida
  • Lija para madera
  • Pintura o barniz
  • Cola
¿CÓMO LO HAGO?

1. PREPARA EL MATERIAL

Lo primero que has de hacer es conseguir un espejo a medida para poder colocarlo en la puerta.

Prepara la puerta, límpiala y líjala para que quede perfecta. Si la quieres pintar de algún color o envejecerla, éste es el momento. También puedes usar un removedor gel para retirar restos de pintura o barniz y dejar la puerta con la madera al natural para luego protegerla con un barniz.

2. PEGA EL CRISTAL

Una vez que la puerta esté preparada y seca de pintura o barniz, pegamos el espejo con cola y dejamos secar durante 24 horas con algún peso encima de éste. Ya tenemos nuestro nuevo espejo terminado, ahora le podemos añadir algunos colgadores para convertirlo también en perchero. ¡Imaginación al poder!

Idea: también puedes realizar un espejo con una ventana o contraventana vieja.

espejo con puerta
« 1 de 5 »

Imágenes: Pinterest

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies