renovar calzador

Como bien sabéis, en Snap a Thing nos encanta darle una segunda vida a viejos objetos. El otro día, una amiga descubrió un viejo calzador en su trastero y nos pidió que se lo restaurásemos.

Con un poco de pintura y una nueva tapicería, creamos un nuevo calzador más moderno y decorativo. ¿Quieres saber cómo lo hicimos? No te pierdas el paso a paso:

Materiales:

  • Guantes de trabajo
  • Grapadora
  • Tela
  • Tijeras/Cúter
  • Guata
  • Espuma
  • Quitagrapas
  • Lija para madera
  • Pintura y barniz
  • Pincel

Paso a paso para la renovación de un viejo calzador:

1. DESTAPIZA EL VIEJO CALZADOR

Lo primero que tenemos que hacer es destapizar nuestro viejo calzador. Para ello utilizaremos un quitagrapas para quitar todas las grapas que sujetan la tela. Ponte guantes de protección para no clavarte ni las grapas ni las posibles astillas que tenga la madera.

tapizar un taburete

2. LIJA Y PINTA LA MADERA

Una vez que hemos quitado toda la tela y la gomaespuma, vemos cómo están las cinchas. En nuestro caso, las cinchas estaban en buen estado, por lo que las pudimos reutilizar. En caso de que no estén bien, retíralas y coloca otras.

Otra opción es poner un tablero en vez de las cinchas. Puedes clavarlo o pegarlo al calzador con cola fuerte para madera.

Lija toda la madera y píntala o barnízala a tu gusto. Deja secar bien.

3. TAPIZA EL ASIENTO

Cuando ya tenemos nuestra estructura lista y seca, procedemos a tapizar el asiento. Mide el tamaño de la gomaespuma poniendo el calzador encima y marca su silueta con un lápiz o un rotulador. Corta la figura con un cúter.

Coloca la guata sobre una superficie lisa y encima la gomaespuma con el calzador, centrándolo todo bien. Comienza a estirar de los laterales de la guata y grápalo al calzador por la parte interior, para que no se vean las grapas. Haz esto con todos los laterales estirando bien la guata. Una vez terminados, comienza con las esquinas estirando bien y con cuidado para que no queden pliegues. Cuando esté todo bien grapado, corta el sobrante de la guata.

Para colocar la tela, hacemos el mismo procedimiento, estirando bien y grapando. Ten mucho cuidado para que no queden ni arrugas ni pliegues. Corta el sobrante de tela una vez que lo hayas grapado bien.

Si quieres fijar más las grapas, puedes darle unos pequeños toques con un martillo.

Nuestro nuevo calzador ya está listo para colocarlo en cualquier rincón de nuestro hogar.

retapizar un calzador

Imágenes: Snap a Thing

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad